Mensaje del Presidente

Actualmente muchas generaciones estamos viviendo momentos difíciles en el mundo. Ni en el más remoto de los casos podríamos haber pensado que se podía llegar a los niveles tan críticos a los que estamos llegando en todos los sentidos, económico, social, cultural, etc. Las razones son tan complejas que no vale la pena explorarlas ahora. No obstante, lo que sí es verdad, es el gran reto que representan estas dificultades a la humanidad.
 
Desde el año pasado se venía observando una situación geopolítica a nivel mundial cada vez más compleja, involucrando fuerzas de poderes gubernamentales entre los más influyentes. Ahora, en este año, se agrava la situación con lo ya conocido como pandemia mundial. De alguna manera esto hace que de forma reflexiva reevaluemos nuestra condición humana en las relaciones con los demás.
 
Primero que nada, podemos volver a una base fundamental, como lo enseñó el Buddha, a una ética personal, que ahora se hace tan necesaria e imprescindible. Los preceptos buddhistas “universales” son una manera en la que más que protegernos a nosotros mismos, estamos protegiendo a los demás. Y es lo que en un sentido esta pandemia nos enseña. No es tanto el contagiarse, sino que el virus no le llegue a las personas más vulnerables. Y de eso se trata, de no continuar con la cadena de la enfermedad. Entonces es bueno hacer un freno y reevaluar.
 
Por otro lado, nuestra interacción como sociedad. Ahora más que nunca hemos visto volcarse a las sociedades hacia la enseñanza y comunicación virtuales. Y el sentido no es aislarse y formar pequeñas unidades aisladas, sino todo lo contrario, es el sentido de estar bien comunicados abarcando un mayor número de personas y permitiendo que fluyan las enseñanzas para el beneficio de la mayor cantidad de gente posible.
 
Desde el Instituto de Estudios Buddhistas Hispano queremos hacer, primero, un llamado al bienestar y a la paz de todos los seres a pesar de las grandes dificultades actuales. Segundo, queremos ratificar nuestro compromiso con las enseñanzas del Buddha y su difusión como medio de alivio y bienestar para todos los seres.
 
Este año contaremos con cursos nuevos, o previamente establecidos, de manera que muchas personas tengan acceso a enseñanzas que puedan transformar la visión del mundo en que vivimos, así como de manera práctica, su entorno. La palabra del Buddha es aquella que nos hace transitar a la realización o el despertar de una realidad diferente.
 
También hacemos un llamado a la tranquilidad, a estar bien informados, de fuentes confiables, y tomar medidas personales para el bienestar de cada uno y de su entorno. Próximamente estaremos renovando  y relanzando nuestra página web (www.iebh.org) de manera que tenga más dinamismo con nuestros usuarios. En ella anunciaremos los próximos cursos que ofreceremos este 2020 que esperamos sea un gran apoyo para seguir avanzando en el Camino Óctuple, expuesto por el Buddha.
 
Esperamos que nos acompañen en el esfuerzo de la difusión del Dhamma y que la nueva plataforma nos ayude a tener mejor interacción.
 
 
Winston Velazco
Presidente
Instituto de Estudios Buddhistas Hispano
Logo del IEBH